Ya casi soy grande!  pronto  cumpliré mis diez  años y  no usaré pantalones cortos,   es que los hombres  no lo usan y quiero tomar mis decisiones ! ya dejarán de  decirme niño  y podré  comer  lo que quiera,  tanto que me gusta la leche batida con canela !  eso si, no dejaré de venir al  batey del ingenio en las vacaciones  de verano y en las navidades, y  siempre estaré  en éste parque en las mañanas porque me  gusta sentir la brisa de los árboles y  su susurrar y ver las culebritas  que huyen de mí aunque no pretendo matarlas,  es su rapidez para esconderse que me  sorprende y no entiendo porqué todos le tienen odio, además la  temperatura  tan agradable y diferente a la de la capital,,,,   y el color verde que me  rodea, que me  abraza !


         Me gusta la capital,  cuando sea grande sigo en la escuela y vengo en las  vacaciones, eso sí, no voy a  clases los viernes  y no uso el uniforme de caqui, además mi maestra la Srta. Roques es muy buena y sabe mucho.   Filgia, mi amiguita con su pelo rubio y lacio es tan linda!  que no quiero pensar dejar de verla los días de clase, hasta me da vergüenza  hablarle porque me produce un susto que ni las palabras me  salen y eso que siempre quiero estar cerca de ella,   eso mismo me pasa con Angela que la veo en el balcón de su casa !,  ella  vive en una  segunda planta  y desde  allí me  saluda, eso me  agrada y a veces paso por su calle solo para  verla.

          Yolla, que es la  tía  con quien converso mis cosas personales,  ella  sabe mucho porque es vieja, ya  tiene   26 años ! muchos años, demasiados,,, me dice  que es que estoy enamorado, ya sé que  eso de enamorarse  es  para personas grandes pero como ya casi  soy, parece que lo siento, además ya sé muchas cosas  de  eso, porque siempre hablamos los  amigos   y supe, conversando con Miriam, que  se  besan  y luego se  casan, y para  eso se rozan las  narices entre los dos, porque así se besaban en Francia y nosotros aprendimos de ellos, debe ser emocionante,  yo no tengo novia  y por  eso no sé de besos, pero pronto seré grande y tendré,  

        Te confieso, enamorarme lo pensaré mucho,  es que cuando leí lo que  escribió el  Sr. Oscar Wilde en su libro ” El ruiseñor y la rosa ”  me puse a llorar mucho y me  dolió  tanto que no lo olvido, por  eso nunca uso tira piedras  y no soy amigo de quien tenga para matar pajaritos, y si recuerdas, cuando iban a  sacrificar  el gallo giro porque era  domingo, lo agarré y no lo permití, por suerte me entendieron, a la verdad que mas nunca  volví a verlo, parece se fue por miedo.

        Recuerdo el sonido del golpeteo del agua  chocando con la quilla del   Amelia  ll ese barco anclado en el río, o ría del  Higuamo?  ya ni se porque escuché a Doña Tatica decir, que el río es  ría, pero  como ella  es ya una señora muy mayor no me atrevo a  decir  nada,  tiene  55  años ! cuántos Dios mío !  Te imaginas?   Tampoco olvides los pececitos que nadan en las  aguas del río, preciosos  con esos  colores  azules y que los pescadores no le hacen nada por  pequeños, y uno los  ve  desde la orilla nadando.

        Nunca pelees  con George, el me lleva  a ver el béisbol y me regala los ejercicios de Charles Atlas  para que sea  fuerte y no me deje  dar  de los  más grandes. y mucho menos con mi hermano menor,  Luis Pedro que lo quiero mucho.  Y con  Enrique nunca, ese es un macho!  Siempre me enseña  las cosas de  hombres!

     Supongo que eres  doctor,  siempre me dicen  que lo serás. Si fuera por mí serás azucarero , es que me encanta  montarme en los trenes  con mi abuelo, y cuando voy  a su oficina  siento  el olor  del guarapo y veo  el laboratorio tan limpio, y  cuando visites un ingenio  azucarero  fíjate en el molino triturando la caña y en las  calderas con tanto calor !  parece que todos somos  del ingenio ! pero sé  que  también los médicos son importantes  porque sanan personas,  eso te lo digo,  para si eres médico no te enfades conmigo, es que no quiero que seas lo que yo quiero , y si decides  ser lo  que otras personas  deciden, seguro es porque te gusta.

     Ya iré  al correo a poner la carta,  seguro la  recibes  aunque el correo es muy deficiente, solo quiero que no seas muy viejo  cuando la leas,  eso si, no se  si tú eres yo,  o  yo soy  tu,  pero eso no importa, te  mencioné algunas  cosas mías y muchas que  no te  dije pero porque sé  que las  recordarás,   aquí solo puse lo que puedes olvidar pero que también son importantes, ya me  dirás cómo te ha ido, y lamento ya  los años que han pasado  que solo serán importante en la forma que lo pasaste y que  hiciste por mí, y por ti. Y para despedirme   solo acordarte lo que pienso en ti, mucho!!!!